CARMEN CASTEJÓN CABECEIRA ¡¡ AHORA EN FACEBOOK¡¡

CARMEN CASTEJÓN CABECEIRA ¡¡ AHORA EN FACEBOOK¡¡
Ahora puedes encontrarme en Facebook

lunes, 27 de agosto de 2012

EL E.BOOK "MI VOZ EN CRISIS" DE CARMEN CASTEJÓN CABECEIRA, YA A LA VENTA EN AMAZON






E.book "Mi Voz en Crisis" ya la venta en amazón:


ya está a la venta en AMAZÓN  mi nuevo libro de  poemas en versión kindle
para los que deseen adquirirlo les dejo aquí los enlaces





http://www.amazon.es/MI-VOZ-EN-CRISIS-ebook/dp/B0092G4JBO/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1346079428&sr=8-1


Europa









http://www.amazon.com/dp/B0092G4JBO



Resto del Mundo

jueves, 23 de agosto de 2012

Saludos de fin de verano




Queridos amigos, a tan solo unos días de que este verano toque a su fin ,os imagino a todos apurando vuestro tiempo de ocio, disfrutando de las actividades al aire libre , del mar y de la montaña.


Yo me cuento entre aquellos privilegia dos que todavía pueden disfrutar de ambas cosas residiendo en un mismo lugar, y procuro también valorar la unicidad que nos ofrece el día a día a través de toda esta creación esplendida y las sensaciones que nos transmite su disfrute.

Deciros, a todos aquellos que tal vez estéis esperando noticias sobre mis próximos recitales y publicaciones, que muy pronto os estaré informando al menos de una publicación en formato e.book que podréis adquirir en AMAZÓN.

También os daré datos sobre mis próximas intervenciones poéticas para esta temporada que muy pronto se abrirá.

Sabéis que es con vosotros con quienes cuento para poder llevar a cabo todo esto.

Aprovecho para agradeceros el acompañarme en este periplo.

¡¡feliz fin de verano!!¡¡abrazos de luz a todos!!


Carmen

jueves, 13 de octubre de 2011

"Profetizado"





E para que dicirche
que a noite está xeada,
que a intriga do bico
se ha ir como ti
fóra de horas de rimas
e non conseguirei
sentir polos acordes
un respecto tan fondo.

Non fai falta que indagues
que bágoa causou
a última sesión solar.
Aclárame porqué
todo estaba previsto
para poder cumprir
a profecía.

"El Siglo de los Nómadas"



Sobre colchones rotos

me ha tocado escribir.

Sigo perteneciendo

al siglo de los nómadas.

Aunque echo raíces,

siempre tengo el hatillo

a punto de salida.

La precaución se impone.

La osamenta es más ruda

al recoger la artrosis

que sostuvo tu lecho;

entonces es difícil

que una lágrima brote

para que yo la vea

Y me conmueva más.


Fluirá el llanto frío

como la espesa sangre

Por canales internos.

Tal vez han caducado,

desde arriba controlan.


Yo solo me preocupo

de levantarme ahora

Y caminar de nuevo.
























Carmen Castejón Cabeceira

"Bailaré Para tí"




Bailaré para tí

si no enciendes la luz.

No podré ver tus ojos,

seré una semifusa

trazada como quieras

de un nuevo pentagrama,

que no llora la ausencia

de tus mil y una noches.


Crucé el mar para amarte

y regalarte el verde,

y danzar entre velas

aunque fuese de día.

Y sudar los vapores

De tus frágiles manos.


Aún no puedo explicarme

porque sufren los ángeles,

y ya no me cuestiono

si son niños o niñas.









Carmen Castejón Cabeceira

"Ausencia de Agua"















Un viento resacoso delata la desdicha.

Desde que el desconsuelo

ya no se expresa en llanto,

nuestra congoja intrínseca ha yermado los rostros.



Ahora nos sucede

que se agota la lluvia.

Desesperan los pozos como los manantiales.

Los mares y afluentes

con sus cauces estériles ,

claman desde las cimas de los pechos isleños,

como últimas gotas

del rocío salino.



Los ríos que no vuelven son como amores muertos.

Es un luto sin pausa

la falta de humedad.



La pena que me quiebra muerde la salazón

de estas carnes curadas

al sempiterno sol.



Mis dientes taladrando entre las grietas, te inquieren.

Disculpa esa torpeza,

no entendía de sed.



Te has ido como el mineral al líquido amniótico.

¡Como deseo ahora que me llames!

No asumía tu curso como mi único océano´

Y hoy todo se comprende

Junto a los alacranes.



Repto por un desierto de existencias inútiles.

Me supura tu cara

como especias de trapo.

La destrucción total renueva tus advertencias.



Si te acierto al cruzar

una noche estrellada,

escúpeme en los labios.

En tus vértices claros

se encuentra el agua pura.

Al exhalar su tamo,

brotará para todos a través del vidrio.

Los ríos volverán,


como las emociones.

Porque llorar es todo, y es necesario el líquido

para mostrar afectos.









Carmen Castejón Cabeceira

viernes, 1 de octubre de 2010

"TALLER DE ORIENTACIÓN Y ESTIMULACIÓN POÉTICA ON LINE"




Dirigido por Carmen Castejón Cabeceira



Un taller basado en la orientación para lograr fortalecimiento en el discurso poético
Y para estimular la creación del mismo.

Se asentará en la recepción semanal(cada lunes) de un texto(ya escrito, pero que se desea revisar) sobre el que nos ocuparemos en mejoras.
El participante de nuevo, escribirá otro texto durante la semana a partir de un estímulo, me lo hará llegar vía mail(los viernes) y le será devuelto con las anotaciones resultantes de mis apreciaciones sobre el mismo cada nuevo viernes,día en el que se volverá a facilitar el lema para el trabajo semanal.

Te puedes inscribir para participar del taller en mis blogs, el costo son 30 euros(unos 40,50 dólares) y el pago lo puedes hacer en el mismo blog a través de PayPal .

Solo me resta decirte que te espero, para juntos superarnos desde la creación, que es una de las más interesantes y enriquecedoras opciones que nos brinda nuestra estancia en la vida.

Puedes escribirme para más información a:
ccastejonc@hotmail.com

para inscribirte:

http://carmencastejoncabeceirapoetaescritora.blogspot.com/


¡¡EMPEZAMOS YA¡¡

domingo, 19 de septiembre de 2010

"Canto Amnésico"





No recuerdo tu nombre.
Recorro nuestras calles
con el dolor de nadie,
sosteniendo mi pecho sofocado
más aún que esta noche
de asma, de esperar tu llamada,
de requerirte .


No recuerdo tu nombre.
Me ha dejado la fiebre sin tus horas
eternidades en mi
que ya no reconozco.
Esto es urgente, muero
no se termina el mar
pero yo si.


No recuerdo tu nombre.
-Que la luna disponga
de esta memoria-
No he querido sufrirte
en el destierro
mucho más que una tristeza
subrayada de ti.


No recuerdo tu nombre,
si el daño breve pero agudo
que me causó la falta de tus sílabas.
Desde entonces recorro nuestras calles
las de las flores
las de los besos
Con este camisón que tanto te gustaba.
Carmen Castejón Cabeceira

lunes, 3 de mayo de 2010

"A TERRA BALEIRASE"




A terra baléirase

O sitio baléirase. Necesito
unha escusa, un pretexto,
pra inspirar sen culpabilidade.

Co racionamento do aire respirable
descender da luz
desatendendo as voces das runas
- un fervor compartido -
Máis dun milleiro de brazos superpostos
abrindo a saída.

Asistimos ubicuos á herdanza dos nosos arrebatos.

¿De que nos serviu estudar procedementos
encher as Sinagogas
e os templos do Tíbet
orar na Mesquita,
os colexios de curas
compartir a Xehová
saber de ecoloxismo
branquear nosas mans
pronunciar “nunca máis”
os baldes de cores
a doazón de órganos vitais
a música do Fado.?


O Fado da terra?
De lonxe escóitoo.
E un abismo de nomes de Babel
- que non ecos de defunto -
dime desde arriba:

-¡Canta Fado!-
Como a morte que renace ao vento
desordenada en cordas,
nesa invitación
érguese esta voz
pra trobar o que aprendín en Lisboa
e aínda sinto.

martes, 9 de marzo de 2010

SINFONÍA DAS MOSCAS,Premio "Mulleres do noso tempo" Cee 2008




Pode medrar ou sangue

e varrer as bágoas

dous ollos na distancia;

e a seca non ser

ou remate desta illa

por enriba dás nádegas.

Chove non fín do mundo.

Agardo a profecía

pendurando dá lúa.

A escuma arrefría ou corpo.

Lama verde me envolve

quizáis baixo ou sol,

nunca souben medilo,

nin a auga que flúe

sei se é muita ou pouca.

Non sei lavarme vos pés

fedorentos pra ti.

Chéiranme as zapatillas.

Escoitei vinte anos

que apestaba ou meu corpo.

Cheíranme as zapatillas

as rosas, de Febreiro,

polas que inda me lembras

(sentimental obxeto)

Agora fala un cego.

Fermenta a sua voz

que trae novas de morte.

Chora unha taloira.

Unha zoupada máis

dun home a sua doa.

Chove non fin do mundo.

-encertoulle ou coitelo

Ela quixo fuxir-

Non sei contar as moscas,

pouco poiden saber

ca carreira que fixen

dá linguaxe dos páxaros.

Mellor coidar ou gando,

¡non á Ornitoloxía!

pode ser luxuriosa.

Non faría bo caldo

Agochada cas ninfas.

-A muller esta morta-

(conta ou cego,ou can ladra)

Baixo a auga cuspida

bañeime muitas veces;

máis non foron dabondo

pra che esquecer do tufo.

As gordas non recendemos

nen somos atraentes.

As vacas xo dan leite.

Iso ou que ti dicías

Cando voltabas bébedo

e mallabas en mín.


Casei perto de tí,

Achegada ao teu lume,

De noivos na campiña,

ollamos arder París

e tamén Budapest.

Estoume desfacendo

baixo a choiva do fín.

Non será a seca.

Pode medrar ou sangue

e varrer as bágoas.

As moscas sotérranme

non me saen de enriba,

cómenme e fanme cóxegas;

e sen saber contalas

esmorece este corpo,

que deixei de querer

cando perdín o virgo,

e non topaba roupa,

pasando as xe ele

e ti aos clubs nocturnos.

Morreu ou noso fillo

neste útero podre.

Renunciou a nacer..

Procurareino agora

Cos anxos amarelos.

Non sei medír o sol

nin a auga que flue.

Aproveito as palabras

as oracións azúis

escritas non asfalto,

cos glóbulos que caen,

destes dedos de cera,

pra deixar testemuña

e entender que tí,

non eras unha mosca .



Carmen Castejón Cabeceira

sábado, 6 de febrero de 2010

"Mientras, tu dormías"



Se soportaba en peso
denegrido en su sombra,
queriéndose librar
de un mundo agitadísimo
otro día ahogado
de sonoras vibraciones.
Mientras, tú dormías
conectándote al eco
de los sueños más claros,
y en tus respirares yo
agrietada de penas,
me daba muerte a solas.



Carmen Castejón Cabeceira

lunes, 2 de noviembre de 2009

"EURITMIA OTOÑAL"





Desde el medio del mar sufriendo otoño
zozobrando sin ti, arsénico puro,
infiltrándome antídotos que sanan
procurando salvarme feneciendo.


Escuchando este océano Pacífico,
tras mis labios de ron rompen las olas
espumando burbujas con tu nombre,
nombre propio que estalla como un seno.


Siempre otoño entre sales de cicuta,
calendario de mi última retina.
aplomados otoños esperando,
manteniendo las hojas de los arces.


Otoñales alfombras navegables,
arsenales de versos que yo piso
enlodándome así con tus fonemas,
ese arsénico puro que me mata.


Más sintiendo mi muerte voy y te espero
naufragando en los mares de Ñambuco.
marinero de mortífera esencia,
tormentosa erupción que yo succiono.


Y me llevo los días de tortuga
desde el medio del mar sufriendo otoño,
infiltrándome antídotos que sanan
procurando salvarme feneciendo


Pereciendo por ti de cualquier modo
desde el ron de la sal del cierzo tuyo,
esa herrumbre otoñal de mis mareas
que sollozan por tu sabor preciso.


Acostumbro ahora a beber ron sí,
me avergüenza mi boca de rapiña.
Mis encías se colman con tu nombre,
se me queda la jota entre los dientes.


Solo puedo escribir versos etílicos,
navegables:”Te quiero desnudándote”,
pero no quiero cera quiero el fuego
que me cruza la espalda con tu palmo.






Desde el medio del mar sufriendo otoño,
desde el medio del mar con tu bandera.
Desde el medio del mar te estoy rezando.
Desde el medio del mar habla mi muerto.




Carmen Castejón Cabeceira ©

sábado, 3 de octubre de 2009

"SALTAR" DE "La Decepción se pinta "espectáculo y poemario














Podría prescindir

de ser coherente

dieciocho horas al día,

para no prepararte

desayuno y pucheros.

y entonces entonar

fuera de los fogones

sin horarios,

una canción muy verde

cerca de la bandera,

la que ondea en la lengua

hacia el Jardín Botánico,

en donde vaciamos

los dedos de las llagas.

La esperanza me asiste.

He propuesto a una flor

el polo Sur

de la calle Alameda,

y aunque está lloviznando

me seguirá.

Ha saltado la reja

-cansada de mostrar

a los turistas

su rigor académico-

Ahora solo

tenemos que encontrar

a Julio Verne,

para que nos dibuje

un submarino.









Carmen Castejón Cabeceira

viernes, 21 de agosto de 2009

"EPISTOLAR" de "La Decepción se pinta"





Te has ido
y al partir me has demostrado
que el presente es lo vivido

Luis Eduardo Aute






De estas hojas calladas

solo puedes tener

imágenes borrosas.



Hace ya mucho espacio

que no tengo noticias de mis dudas

sobre tu paradero.



Fue aquella madrugada

de Abril.

Te perdía la carne

fuera de mis cartones,

las imágenes nuevas

y los frescos sonidos

adolescentes.



Lo cuento sin rencor,

pero tu te marchaste,

y estas ramas

que tanto amor te dieron,

se situaron

para afrontar el cambio


estacional.




Así que decidí

escribir muchas cartas

enviándomelas

entraña abajo.



Los dias se disuelven

revisando el correo.

Al calor de la piedra

escribo sobre el frío.



Hay un vapor

que sale de mi lengua

y me ayuda bastante

a humedecer los sellos.



Con todas estas cosas

renace la ilusión.

Nunca me sobra un rato

para pensar.



Cifrando la cordura

de la carta que espero


soñando con piratas.





En la esquina Verlaine

se me cae de la mesa.

Descanso de renglones.
.
Ha llegado el cartero.






Carmen Castejón Cabeceira

martes, 11 de agosto de 2009

"El Sabor del fuego"









Hubo un tiempo en que el hombre

conocía las bocas de las aguas

y la hierba crecida tras la lluvia,

y un astro proyectando luz de oficio

hacia el mundo glacial del Pleistoceno.



Haciéndose a su nombre

contemplaba los saurios y los peces,

los árboles, las aves,

con sus mansos perímetros

en triunfal desafío , y avenencia.



Intuitivo y ansioso,

junto a la incertidumbre de la carne

desangrada en el sílex

se desfloraba su hembra,

de ojos largos y labios optimistas

compañera de fuertes cataclismos,

usando la costumbre de existir.



Cercados por el hielo

como una inmortal noche,

yo velé su amargura

durante milenios

a través de estos textos

del iglú biblioteca

pues el frío era agudo,

y mis manos cianóticas lloraban

abrigando su piel

con montones de páginas.

Y hasta las mismas piedras

quisieron encontrarse,

con sus aguas de muerte al borde mismo.



Acercando la chispa a la hojarasca,

ese ígneo milagro

de una ficción sin forma,

besó el busto aterido de la amada

con su aliento flamígero.

Hombre y mujer desde un rojo versículo

el fuego conocían.

La lumbre que defiende y que alimenta.

Y la palabra hogar cobró sentido

de incendio controlado

con límites profundos.






Madurando entre el humo y la ceniza

como una planta viva de actitud

la madre tierra alzada,

prendida con su sal a la cintura

que siempre prevalece.



Como esta obsesión

que tanto sobrellevo .

La llama es mi constante

¡ Es tan urgente reavivar su espuma

en esta concordancia ¡

Sentir como se inflama desde dentro

Saboreando su hálito mordiente.

Quemarse con las brujas

y retoñar de nuevo

cualquiera de estas noches.



Mientras vuelve la paz

nosotros esperamos

tras sus capas de grasa.

La noche de San Juan

está cercana ahora.

Hay muchísimo espacio. Falta gente,

pero las nueve olas de los niños

alcanzarán la playa.

Y arderás como nunca

con tu flama crecida

que prenderemos todos los que estemos,

para que cese otra ignición que sabe

a la absurdez más bélica.


Carmen Castejón Cabeceira

"La voces que hay en mi"


Así es mi voz cuando digo
-de tan solo, de tan triste-
mi lamento ,que persiste
bajo el cielo y sobre el trigo.

Angel González





Alguna de estas noches

me quebrará el sudor,

y no transpiraré del mismo género,

me comerá otra sangre.

Mis juntas,

como las sombras,

no soportan las luces tan directas.





No me consta patología alguna,

bueno, quiero decir

con eso,

que la serosidad

noctívaga,

ejercitada al rito,

no ha tenido ningún

certero antecedente.





Los síntomas neuróticos:

histeria transitoria.

La hipertensión, estrés.

Cultivar la escritura un cosquilleo,

con trazado pueril.





Se me atribuye ahora por mi desliz de sílabas,

más actitud onírica

( fascinación extrema,

a espaldas de la luz)





Soy como un vaho gris

que no consiente nadie.

Tal vez teman

apegarse a los hechos

fuera de realidades.

Lo cierto es que batallan sus verdades más átonas

deteniendo mis textos.

Hay un dechado

que perfila las letras.

Ahí estamos los dos,

con negrita y cursiva

en los renglones puros.

Los márgenes contrarios los omito por regla

pero a veces me vencen como ahora.





No puedo abandonarte.

Se que en los albañales te privarán del agua.

-desatino menor-

Resistencias psiquiátricas,

(diagnóstico abreviado)

y esa camisa dura que te cruza el reverso

con los brazos pasivos.





No me desprenderé

de la noche en las manos,

con tu rostro mojado como gotas de signos.

Si, eso es sudor.

Quiero alzar para ti

esta piel de mi casta,

la que goza los mapas

lamiendo tus versículos





Nos amamos lanzando

un golpear sin cólera.

Aquel tamiz de versos nunca nos daba alcance.




Recuerdo casi todo

ahora.

Mientras todos dormían, te escribí varias cartas.

Luego vinieron ellos

amenazando el líquido,

cargándome de dudas y temores;

subrayando mis vértebras

con pretinas censoras.





En este soplo,

sin manual de fuga me contraigo,

con cierta frigidez que me provoca

hallarme en el secano,

donde se que no anidas.

Y yo quiero tu fórmula

Conmigo.





He aprendido de ti

a destilar en tinta .

Te lo digo de frente ,atenazada.

No se dormirme sola,

necesito primero

que me laves de besos oliéndome y cantando.






En este último acto de silencios y aullidos,

solo hay una salida

para no apetecer

no tener qué decir.



Hecha y deshecha

por las atrocidades,

hay que salir pitando

hacia nuevos rastreos.

Me voy, mas no te quedas.



Con esta desventaja de los dedos cerrados,

más allá de la negra longitud

cerca de los sutiles laberintos,

nos arriesgamos

a vivir en los diques.

Hombro sobre hombro,

como en el exilio

de los excéntricos.



Carmen Castejón Cabeceira

jueves, 6 de agosto de 2009

"El sueño de Tagore"



no podemos aceptar que el amor
pueda alguna vez ser derrotado

(R.TAGORE)



Desde el cerco de tu sueño,
todavía no debes renunciar
aunque se oponga el otoño.


Si el óxido enmohece la esperanza
y la raíz que puja,
es más fuerte la luz
que el témpano de hielo
del exterminio.


Si una mano invisible
tentara con la suerte
de las Fetales estrellas,
que por la hierba reptan desde abril,
nos queda remontar todos los ríos.


Cuando más adelante,
tu silencio madrugue
y se anticipe a mi beso:
habrá una primavera.


Desde la misma tierra bastaría una flor
sometida a la página
de un libro de Bukowsky,
para reconocer
la caricia más íntima del agua.
Los secretos lascivos
que también contribuyen al amor.


Sin tí no tengo nada.
Ni siquiera ese pétalo que duerme.
No podré alcanzar los cursos
más altos si te rindes
y mi rabo de nube
se romperá en tu esquela.


Sin tí no tengo nada.
Quimeras abolidas,
razones de jardines en clausura,
mogollones de "kleenex".


¿Qué voy a hacer ahora,
si el óxido enmohece la esperanza?.
Es más fuerte la luz,
más constante el querer
que el odio emancipado.


Se reduce a papel la primavera,
pero llega el poema que me ayuda
a derretir la cera de cuartilla.


No, sin tí no tengo nada.
Pero no dejaré
que te anegue la niebla.


Recurriré al "Bizarro" de Lisboa,
y al fado de Coimbra
que canta con la piedra bajo el musgo.


Recogeré las conchas de Carril
para reconstruir tu pecho herido,
el que quiere rendirse
de cada risa tuya
de cada beso tuyo,
y de cada más allá
que te compete.


Quiero decirte que estoy,
y que no me perdí.
Con toda mi resistencia
me devuelvo a tu amor,
al último reducto
sin mentiras extrañas,
en donde no molesto cuando escribo
que no ha de ser posible tu derrota.
Carmen Castejón Cabeceira